Relación de la familia de Tomás Luis de Victoria con Sanchidrián

Beatriz Ares García, musicologist

La relación de la familia Victoria con Sanchidrián ha sido tal que incluso algunos investigadores, entre ellos el ilustre Felipe Pedrell, se plantearon la procedencia del músico en dicho pueblo. Aunque finalmente se ha demostrado que esto no es así, si que se ha comprobado que varios familiares directos de Tomás Luis de Victoria estuvieron muy vinculados con el municipio.

Los diferentes estudios que se han sucedido a lo largo de los años sobre los datos biográficos del compositor abulense, han demostrado que la localidad natal de Tomás Luis de Victoria es Ávila y no Sanchidrián, como se pensó en algún momento. Los datos más concluyentes sobre su procedencia abulense son los siguientes:

Por un lado en las actas de bautismo de la iglesia de Sanchidrián, que nos permiten saber la fecha y lugar de nacimiento, no figura el nombre de Tomás Luis de Victoria, nacido en 1548, pese a que las actas más antiguas que se conservan datan de 1539. Aunque en las parroquias de la capital abulense tampoco se encuentra tal documento, hay otros que demuestran la procedencia del compositor. Unos de ellos son sus propias publicaciones donde aparece su nombre como Thomae Ludovici de Victoria, Abulensis, aunque con este gentilicio no está claro si se refiere a la capital concretamente o a la provincia. La principal y más conclusiva prueba del nacimiento del músico en la capital abulense es la confesión el propio Victoria en un Breve (documento papal destinado a comunicar resoluciones) enviado al papa Gregorio XIII y la súplica que le precede, donde él mismo se define como oriundo de la ciudad de Ávila (“ex Civitate Abulen”). El testamento de su abuelo, Hernán Luis Dávila, indica el posible domicilio de nacimiento de Tomás Luis de Victoria en la ciudad de Ávila, pero también datos que hacen referencia a Sanchidrián y que constatan que la familia Victoria estuvo presente en el municipio.

Hay que destacar un acontecimiento que resulta decisivo para la relación de la familia Victoria con el pueblo. El padre de Tomás Luis de Victoria, Francisco Luis, murió en 1557 dejando a su familia en la ruina, principalmente por la afición que profesaba al juego, costumbre muy extendida en la época. Ante tal situación, Francisca Suárez, madre del músico, debió buscar amparo para ella y los once hijos con los que se quedó, el mayor de ellos con tan solo 15 años. Fue entonces cuando Juan Luis de Victoria, clérigo y tío paterno del músico, ejerció de tutor de Tomás y de alguno de sus hermanos.

La figura del compositor está presente en varios aspectos, como en su colegio o escudo, pero destaca entre todos un monumento dedicado a él situado en plaza de la iglesia del pueblo.

La relación con Juan Luis era estrecha pues, según indica el testamento del abuelo de Victoria, es muy posible que vivieran en la misma casa (la situada en la actual calle los Caballeros esquina con Pedro de Lagasca). En dicho testamento se indica que Juan Luis pudiera disfrutar de la mitad de la vivienda que heredó Francisco Luis, padre de nuestro músico, sin pagar alquiler. La tía del músico, Isabel Dávila, también pudo haber vivido con ellos, quedando de manifiesto que las relaciones de los miembros de la familia eran muy estrechas. Juan Luis vivió en Ávila y fue él el encargado de presentar y ofrecer los libros musicales de su sobrino al cabildo de la catedral abulense. La relación del tío de Tomás Luis de Victoria con Sanchidrián se refleja en las grandes temporadas que pasó en el pueblo, después de que Tomás ya estuviera al servicio de la catedral de Ávila como niño cantor (1557). Finalmente emigró a Valladolid donde falleció. Fue enterrado en la iglesia de la Antigua, en la misma capilla que su hermano, el licenciado Tomé de Victoria.

La misma casuística del fallecimiento del padre de Tomás condujo a otros miembros de la familia al mismo pueblo, Sanchidrián. En los años sucesivos a la muerte de Francisco Luis, su esposa se dedicó a buscar un porvenir para sus hijos. Años más tarde ella permanecerá con su hijo primogénito, Hernán Luis. Tras un periodo de residencia en Valladolid, y buscando un modo de vida más económico, recurren a las propiedades que poseen en Sanchidrián. Se trata de unas tierras, posesión de la familia al menos desde la época del abuelo Hernán cuyo arriendo, en época del mismo, constituía una importante fuente de ingresos para la familia. Entre estas posesiones se encontraba también alguna casa en el pueblo. Al mismo tiempo, el que fue domicilio familiar en la capital abulense fue primero arrendado a varios vecinos de la ciudad y posteriormente vendido.

Ya en Sanchidrián nacerán al menos tres sobrinos de Tomás Luis de Victoria, hijos de su hermano Hernán y su cuñada María Téllez. Su madre Francisca, que vivía con ellos, ejerció de madrina de Luis, bautizado en 1595. Actuó de nuevo como madrina el 16 de febrero de 1596, pero a partir de ese momento ya no existe más información sobre la madre del compositor. Posiblemente falleció y fue enterrada en Sanchidrián, aunque este hecho no puede comprobarse pues los primeros libros de difuntos que se conservan datan de 1619. En la misma iglesia parroquial de Sanchidrián está enterrado el hermano de Tomas. En la lápida de la sepultura puede leerse “Aquí yace sepultado el noble hijodalgo Hernando Luis de Victoria. Murió a 21 de Diciembre de 1598 años”. Los Victoria continuarían viviendo muchos años en Sanchidrián para dispersarse años después hacia la zona de Fontiveros.

Actualmente el pueblo de Sanchidrián sigue vinculado a los Victoria. La figura del compositor está presente en varios aspectos, como en su colegio o escudo, pero destaca entre todos un monumento dedicado a él situado en plaza de la iglesia del pueblo. Esta veneración de la figura de Tomás Luis de Victoria debe ser tomada como ejemplo, pues la vinculación de un compositor de prestigio internacional con las tierras abulenses es, sin duda, motivo de orgullo para todos.