1592

1592

RISM: 
V1434
Cramer: 
P11, 1592
Thomae Ludovici de Victoria Abvlensis missae quattuor, quinque, sex, et octo vocibus concinendae, una cum antiphonis, Asperges, Vidi aquam totius anni. Liber secundus. Superiorum permissu. Romae, ex typografia Ascanij Donangeli. M. D. XCII

192 páginas en folio máximo.

42 x 27 cm.

Dedicatario: Príncipe Cardenal Alberto.

 

[Dedicatoria: fotografía digital de la copia conservada en el Archivo Capitular de Tudela. Web de Nancho Álvarez ©]

[Portada no disponible]

Dedicatoria

PARA EL SERENÍSIMO PRÍNCIPE CARDENAL ALBERTO

pide Tomás de Victoria la mejor y más duradera salud.

 

Muchas razones me impulsaron, serenísimo Príncipe, a que te dedicara este opúsculo que ahora de nuevo escribí. La primera, el que he sido admitido con la singular protección de tu madre, Augusta y Cesárea Emperatriz, entre los sacerdotes que la atienden en lo sagrado; después, porque al haber sabido que disfrutabas en gran medida con la armonía y con el concierto que crea la variedad de muchas voces, consideré que no había que pasar por alto la ocasión de que pudieras escuchar algo placentero por medio de ese juego de voces que consigue muchas armonías.

Se sumó también la influencia de tus cartas en las que me dejaste claro que te sería grato, si este trabajo apareciera también con tu nombre como otras obras que editadas bajo tu patrocinio ya ha tiempo que andan en manos de todos.

No sólo estas razones que eran de gran importancia y peso me impulsaron a querer imprimir este opúsculo sino incluso los ruegos de muchas personas que lucharon con denuedo conmigo para que el tiempo que me quedara libre en mis asiduas ocupaciones lo dedicara a este trabajo en el que estarían incluidas todas las obras cuya finalidad fuera la celebración con variada armonía vocal de todos los días festivos que a lo largo del año se presentan.

Por condescender con estos me tomé este trabajo y así me ocupé de completar todas las formas musicales. Pues en esta obra compuse variadas armonías vocales con las que los oficios sagrados y divinos a favor de los vivos y a la vez por los que ya de esta vida emigraron pudieran hacerse con la unión armónica de cuatro, cinco o seis voces de tal manera que los oídos se holgaran por la variedad de los sonidos e incluso por la variada dulzura.

Añadí a esta obra algunos cantos e inflexiones vocales que suelen componerse con sumo deleite de los oídos por medio de la variedad de cuatro, cinco seis u ocho voces.

Finalmente, me veía estimulado a comenzar este trabajo porque todos han aceptado el conjunto de mis obras de tal modo que no hay casi ninguna que puedan usar los que ahora de nuevo se dedican a la música.

Por todo esto, me pareció oportuno mandar a la imprenta ahora este volumen en el que  he reunido y agrupado todas las obras que se contenían en los restantes libros de tal manera que todas estas que, una vez destruidos aquellos libros, parecía que habían desaparecido, se repongan para gloria y alabanza de Dios, Óptimo Máximo y de la Virgen beatísima. Pero si con tu influencia saliera a la luz y llegara a manos de los hombres, no dudo que sea acogido por todos con ánimo grato y benévolo. En Roma. En los Idus de Noviembre. 1592.

 

Traducción: Luis González Platón. 

Fuente bibliográfica: Tomás Luis de Victoria: Pasión por la música, Ana María Sabe Andreu, Institución Gran Duque de Alba, Ávila, 2008.

 

[Acceso dedicatoria digital]

Ver obras

Fuente original

Ejemplares (Cramer/RISM)