Benedictus Dominus, a 4

Benedictus Dominus, a 4

Feria V in Coena Domini ad Laudes
Cramer: 
PH122
Canticum Zachariae.
Existe una versión impresa en el Volumen 12 (Livro numero doze) de la antología Officium Majoris Hebdomadae... Brigantiae Dis. Vicentius Perez Petroch Valentinus Sacrosanctae Basiliae Patriarchalis Ulixbonen. Scriptor. Exarabat. Ulyssipone Occidentali, de 1735 (Cramer PA6 1735/1736)

Texto

Benedictus Dominus Deus Israel,
quia visitavit, et fecit redemptionem plebis suae.
 
Et erexit cornu salutis nobis:
in domo David, pueri sui.
 
Sicut locutus est per os sanctorum,
qui a saeculo sunt prophetarum ejus.
 
Salutem ex inimicis nostris,
et de manu omnium qui oderunt nos.
 
Ad faciendam misericordiam cum patribus nostris:
et memorari testamenti sui sancti.
 
Jusjurandum, quod juravit ad Abraham,
patrem nostrum, daturum se nobis.
 
Ut sine timore, de manu inimicorum liberati,
serviamus illi,
 
In sanctitate, et justitia coram ipso,
omnibus dierum nostris.
 
Et tu, puer, Propheta Altissimi vocaberis:
praeibis enim ante faciem Domini parare vias ejus,
 
Ad dandam scientiam salutis plebi ejus:
in remissionem peccatorum eorum,
 
Per viscera misericordiae Dei nostri:
in quibus visitavit nos, oriens ex alto,
 
Illuminare his, qui in tenebris, et in umbra mortis
sedent ad dirigendos pedes nostros in viam pacis.
 
(Lc. 1, 68-79)

Traducción

Bendito sea el Señor, Dios de Israel:
porque ha visitado y obrado la redención de su pueblo.
 
Y ha levantado un poderoso salvador nuestro
en la casa de su siervo David.
 
Como lo había prometido por boca de sus santos profetas,
que vivieron desde el principio de los siglos,
 
que nos libertaría de nuestros enemigos
y de las manos de todos los que nos aborrecen.
 
Para usar de misericordia con nuestros padres
y mostrar que se acordaban de su testamento.
 
Conforme al juramento que juró Abraham
nuestro padre de darse a nosotros,
 
para que libres de las manos de nuestros enemigos,
sin temor le sirvamos,
 
en santidad y justicia delante de él
toda la vida.
 
Y tú, oh niño, serás llamado profeta del Altísimo:
porque irás delante de la faz del Señor, a preparar sus caminos.
 
Para dar a su pueblo la ciencia de la salud
para remisión de sus pecados.
 
Por las entrañas de misericordia de nuestro Dios,
con las cuales nos visitó el Oriente desde lo alto,
 
para alumbrar a los que están sentados en tinieblas y en sombra de muerte,
para encaminar nuestros pies por camino de paz.
 
(Lucas 1, 68-79)
 
[Fuente: Nancho Álvarez]

Ediciones musicales

Fuentes

Enlaces