Entrevista con John Griffiths

Recientemente hemos podido conocer y aceder al vastisimo sitio digital Vihuela Database, creado por John Griffiths, musicólogo, investigadr e intérprete. Para conocerlo en mayor profundidad, desde el Centro de Estudios Tomás Luis de Victoria, hemos querido conversar con él y publicar esta interesante entrevista con reflexiones del autor que sin duda plantea cuestiones fundamentales para ampliar la visón sobre la música renacentista en general y de la vihuela en concreto. 

Versión original de la entrevista en inglés.

Acaba de publicar un trabajo inmenso realizado durante los últimos 30 años. ¿Qué pretende conseguir esta base de datos? ¿Cuáles son sus principios guía principales?

El objetivo de Vihuela Database es combinar en un único lugar toda la información disponible entorno a la vihuela, esto es, el instrumento, su música, y las personas conectados con ella. La información sobre el instrumento incluye ejemplares conservados, representación iconográfica de vihuelas, y documentos que describen algún tipo de aspecto físico del instrumento. Hay información detallada de cada pieza de música de vihuela conservada, y detalles de intérpretes, constructores, dueños, y muchas otras personas. Esto abarca desde patrones, a miembros de familias de conocidos vihuelistas, a los artistas que pintaron vihuelistas, y a las personas que importaron y vendieron cuerdas de vihuela. Como añadido, la base de datos da detalles de documentos originales que complementan nuestro conocimiento moderno, junto con una bibliografía de escritos modernos y archivos.

Está diseñada de forma que sea simple de usar. Quería que fuese una referencia que sirviese a un gran abanico de usuarios, curiosos amantes de la música, guitarristas y vihuelistas, y también investigadores profesionales.

¿Ha cambiado mucho el proyecto desde su concepción inicial? ¿Qué aspectos de la creación de esta base de datos han sido los más complicados?

Hace treinta años empecé a hacer una base de datos sobre la vihuela para mi propio uso. La primera que hice era una bibliografía de escritos antiguos y modernos sobre la vihuela. Después de eso hice otra base de datos relativa a la iconografía de la vihuela. Hice esto para poder tener una información exhaustiva a mi alcance. Esta segunda, por ejemplo, me dio el material que necesitaba para hacer la investigación sobre la vihuela en el siglo XV que se recoge en mi artículo “Las vihuelas en la época de Isabel la Católica*” que proporciona una idea clara del desarrollo de historia inicial de la vihuela. Tener una base de datos como esta significa que es posible buscar y ordenar gran cantidad de material. En este caso, ha permitido una clarificación significativa de varios errores de investigadores precedentes, errores que eran a menudo repetidos por académicos posteriores sin ni si quiera comprobar las fuentes originales.

Originalmente, la base de datos era sólo para mi uso personal. Fue después de utilizarla durante muchos años, continuamente expandiéndola, que me di cuenta de lo útil que podría ser hacerla accesible públicamente para cualquiera que pudiera estar interesado. Empezó como una bibliografía, después añadí una base de datos de instrumentos, después la base de datos de personas, más tarde los archivos, y finalmente los documentos.

La parte complicada del proyecto fue tomar siete bases de datos separadas e independientes y unirlas para que se relacionases unas con otras. Esta es la parte más emocionante de la base de datos.

*John Griffiths, “Las vihuelas en la época de Isabel la Católica,” Cuadernos de Música Iberoamericana 20 (julio-diciembre, 2010): 7-36.

Vihuela Database es un sitio digital muy amplio y completo, lo cual hace que sea muy útil para un sinfín de investigaciones. ¿Hay algún tipo de líneas de investigación o temas concretos que haya imaginado durante su trabajo de construcción que podrían beneficiarse del proyecto? ¿Qué cuestiones en torno a la vihuela imagina que serán abordadas a partir de aquí? ¿Qué propuestas haría a este respecto?

Hay varios ejemplos que podría dar similares al que he mencionado más arriba, sobre vihuelas, en el siglo XV. Otra de las herramientas que he desarrollado es la base de datos de temas de fantasia. Este es un trabajo original que hice en mi tesis doctoral, antes de que se conocieses los ordenadores personales. Esto incluye la capacidad de búsqueda. Yo pude utilizarla para responder a preguntas como: 1) ¿hay diferencias entre los temas iniciales de las fantasias de vihuela y los temas introducidos internamente?, o 2) ¿hay similitudes entre los temas de fantasias usados por algún vihuelista y Francesco da Milano?

Por supuesto, una de las cosas maravillosas sobre las herramientas de las bases de datos como esta, es que te estimulan para formularte nuevas preguntas, y para encontrar relaciones entre aspectos que no se te abrían ocurrido.

¿Como se continuará desarrollando Vihuela Database?

En este momento, sólo un porcentaje de mi material está publicado en la base de datos. Ha sido un proceso gradual de conversión del material que estaba originalmente destinado sólo a mí, hacia una forma que es adecuada para su publicación. Estoy actualmente revisando cada uno de los 3200 archivos para su publicación. Este trabajo es principalmente editorial: hacerlos legibles y comprensibles a otros lectores. Tomé la decisión recientemente de usar inglés como el idioma principal, así que hay muchas partes que originalmente escribí en español que necesitan ser traducidas. Por supuesto, mantendré todos los documentos originales en su lengua original, pero dando un pequeño sumario de cada uno en inglés. Hasta aquí, la base de datos tiene online menos de la mitad del total del material.

Junto a mis consultores técnicos, estamos trabajando en un método que permita actualizaciones automáticas de la base de datos según completo la revisión de cada archivo. Espero que estas actualizaciones sean semanales, si no más frecuentes.

Además, estamos trabajando para aumentar la funcionalidad de la base de datos. Uno de los avances principales en la siguiente fase de desarrollo será la habilidad de ordenar datos. En este momento, se pueden buscar datos pero no es posible ponerlos en orden alfabético o cronológico si se necesita. Esto le hará una herramienta mucho más poderosa.

Según su experiencia en la construcción de este sitio digital, ¿cuál sería un buen complemento a las bases de datos digitales de música como la suya? ¿Tendría alguna recomendación para otros proyectos que se estén planteando el mismo camino en la actualidad?

Empecé la base de datos usando Filemaker Pro que es um programa excelente para este propósito, especialmente si va a ser solo para uso individual. Si vas a publicar em internet, sin embargo, es mejor abrir una fuente de software, y un software que no mezcle los datos con el propio software de funcionamiento. Esto significa que en cualquier momento en el futuro, será posible actualizar el software sin comprometer los datos. Para la web presentada he usado Django como software de programación.

A este respecto, ¿qué otros campos, relacionados con su especialidad o no, cree que son susceptibles de un tipo de planteamiento similar? ¿Piensa en alguno en concreto que conozca que esté desarrollando un proyecto parecido?

El campo de las humanidades digitales es muy vasto, hay muchos nuevos proyectos y experimentos. En España, las humanidades digitales están muy avanzadas en áreas como historia, historia del arte y filología, pero se ha quedado atrás en musicología.

Creo que una de las características positivas de mi base de datos es que, cuando empecé a desarrollar las conexiones y relaciones entre bases de datos, empecé a concebir el conjunto de la web como un hábitat, un medio ambiente completo para la vihuela. Quería algo que incluyese todas estas dimensiones: el instrumento, su música, y todas las personas involucradas en este hábitat, de los constructores a los consumidores, de los artistas a los artesanos. Este es el principio fundamental. Esto puede ser aplicado a cualquier área de investigación autónoma.

Además del inmenso trabajo realizado para abrir el acceso a todas estas fuentes y materiales en torno a la Vihulea, ¿qué podría añadir para poner en valor el estudio de la música antigua a partir de proyectos como este?  

Es una pregunta difícil. En mi caso personal, tengo muchos proyectos aún por hacer a partir de Database. A cualquier lado al que mires descubres nuevas preguntas que necesitan respuestas. Hacer este material accesible a otros puede tener muchas ramificaciones diferentes. En primer lugar, puede reducir la tendencia a seguir “reinventando la rueda”. Si hay una fuente accesible y de confianza, de información básica, entonces no se necesita emplear mucho esfuerzo en hacer accesible el conocimiento. Gran parte de lo que se ha escrito sobre la vihuela simplemente repite lo que ya se sabe, en vez de ir más lejos. La base de datos estimulará investigaciones adicionales, que estén fundamentadas. Lo hará por sí sola y no me necesita para especificar futuras líneas de investigación que se definirán a sí mismas con el paso del tiempo.

¿Qué impacto general en la forma que tenemos de escribir la historia de la música crees que puede resultar de tener material como este, disponible en internet?

Planeé esta base de datos desde el principio en conjunción con la escritura de un libro sobre la vihuela. La base de datos no hace al libro más conciso solamente, sino que también permitirá una nueva relación entre el autor y el lector. Las reflexiones adicionales sobre este punto me han permitido re-concebir la forma de escribir historia, o pensar que debemos empezar a escribir historia en la era digital.

Habitualmente, el proceso de escribir historia involucra a un historiador-comunicador con un lector. El historiador reúne información, digiera la información, la interpreta, y escribe una noticia histórica. En este proceso, el historiador habitualmente mantiene el privilegio del acceso a parte o a todo el material de las fuentes, mientras que el lector no. El lector tiene que aceptar lo que el historiador ha escrito, o descartar el escrito como no creíble. En contraposición a esto, haciendo todo el material de las fuentes disponible al lector – como en el caso de Vihuela Database – se da al lector el mismo acceso y privilegios que al historiador. De hecho, democratiza el acceso al material de las fuentes históricas. Más que eso, triangula un proceso anteriormente lineal, y permite una bidireccionalidad del tráfico que antes iba sólo en una única dirección, del historiador al lector.

Vivimos en un mundo cada vez más alfabetizado, con unos niveles de educación más altos que nunca. Además, internet ha funcionado como un común denominador para democratizar muchas áreas, proveyendo acceso a la información y a repositorios que fueron una vez accesibles sólo a unos pocos privilegiados. En este contexto, es natural que tenga que haber cambios en ciertos tipos de dinámicas humanas como las relaciones entre historiadores y sus lectores. Dando acceso igualitario a los documentos históricos a ambos, historiadores y lectores, permite una triangulación entre el historiador, el documento y el lector, que les permite comunicarse en cualquier dirección entre los tres ejes, y entrar en diálogo unos con otros para debatir cualquier aspecto  del contenido. Esta es esencialmente la nueva visión de la historia como disciplina, que es facilitada por bases de datos como Vihuela Database. De esta forma, las bases de datos de este tipo, producen profundos cambios en la vida intelectual de nuestra sociedad.